“Las dos Coreas”

Mezclar este tema de actualidad con la violencia política, violencia entre países, violencia permanente en el tiempo de estos dos grandes, es mi intención. Es intuido, pocas veces sabido la realidad entre Corea del Norte y Corea del Sur a lo largo del tiempo, pero ahora lo voy a explicar.

La situación actual de tensión que vive la península coreana no es sino otra consecuencia más de su contexto histórico. La Guerra de Corea, que tuvo lugar entre los años 1950 y 1953, dividió al país por el paralelo 38 y abrió otra cicatriz más en una época teñida por los conflictos de la Guerra Fría.

Desde entonces ambos países, Corea del Norte y Corea del Sur, siguen teóricamente en guerra. No obstante, la evolución económica ha seguido caminos muy dispares en ambas naciones. El conflicto también dividió ideológicamente a las dos Coreas, con una clara tendencia marxista-comunista en el Norte y un liberalismo económico en el Sur.

e1777fff6467403cdd450c1964cd5c62_article

Mientras que la economía surcoreana sufrió un profundo cambio entre las décadas de 1960 y 1990-convirtiéndose en una de las economías de más rápido crecimiento-, Corea del Norte se vio inmersa en una profunda crisis social, marcada por la inversión en material armamentístico y su motivación por acabar con el capitalismo que se dirigía desde Estados Unidos.

Numerosos conflictos de carácter militar y político han marcado las últimas décadas entre ambos países. Al margen de tiroteos aislados en la zona desmilitarizada (DMZ) entre ambos bandos, el ataque a la isla surcoreana de Yeonpyeong en noviembre del 2010 (saldo de dos surcoreanos muertos durante el bombardeo) y el cierre de la única unión económica existente entre ambas naciones, el complejo industrial de Kaeseong, en marzo de 2013 han activado las alarmas de la comunidad internacional. La juventud e inexperiencia del líder norcoreano y la precaria situación que actualmente viven los habitantes de Corea del Norte que refleja la tendencia alcista en los intentos de huída del país están detrás de las últimas amenazas de ataque nuclear.

Muchas son las incógnitas que se construyen a raíz de los hechos y, una vez más, dos bandos dividen sus opciones de respuesta. ¿Cuáles son las intenciones reales del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un? ¿Qué consecuencias económicas y políticas se derivarían de estas tensiones? ¿Qué alcance internacional se lograría si efectivamente Corea del Norte lanza un ataque hacia Corea del Sur o Estados Unidos? ¿En que ha beneficiado o perjudicado el paso del tiempo, con lo que eso conlleva, en la evolución del tipo de violencia que ha marcado el desarrollo de estos países?

Redactado por: Rocío López Plaza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: