“Konrad Lorenz: Instinto de Agresividad”

“Konrad Lorenz: Instinto de Agresividad”

Konrad Lorenz fue uno de los pioneros dentro del estudio del comportamiento animal, considerado fundador de la etología, logró el Premio Nobel de Medicina en 1973. Lorenz escribió numerosos artículos y ensayos académicos sobre zoología, además de varios libros sobre filosofía y psiquiatría entre los que destaco: Sobre la Agresión (1966), La Otra Cara del Espejo (1973), Los Ocho Pecados Mortales de la Humanidad Civilizada (1973) y  Fundamentos de la etología (1982)

 

Acercamiento científico

Los etólogos, en sus investigaciones sobre el comportamiento innato de los animales, llegaron a la conclusión de que el instinto agresivo tiene un carácter de supervivencia. Por lo tanto, la agresión existente entre los animales no es negativa para la especie, sino un instinto necesario para su existencia.

Desde la más remota antigüedad, los hombres se enfrentaron entre sí por diversos motivos. La humanidad ha experimentado miles de guerras, y en todas ellas se han usado armas más poderosas que la fuerza humana. La historia de la humanidad es una historia de guerras y conquistas, donde el más fuerte se impone al más débil. La violencia existe desde siempre; violencia para sobrevivir, violencia para controlar el poder, violencia para sublevarse contra la dominación, violencia física y psíquica.

Al igual que para los animales, ¿para los humanos la violencia también es necesaria para sobrevivir, para  nuestra existencia?

El estudio del comportamiento animal ha permitido mostrar el carácter primario y positivo de la «agresividad» en la conducta de los seres vivos -el hombre incluido-, frente a las primeras teorías conductistas y psicoanalíticas que la consideraban derivada de otra motivación más primaria o, en todo caso, pura o principalmente negativa. La etología y la psicología animal han probado el papel de la agresividad en el mantenimiento del equilibrio ecológico, en el proceso selectivo del apareamiento de los más aptos, en la delimitación del ámbito territorial, etc.

El estudio de la agresividad como motivo primario y su desarrollo en formas constructivas, destructivas y regresivas en función de los primeros contactos con el entorno, en función de la riqueza o pobreza, estimulación en los primeros períodos de la vida y de la densidad de población, son temas situados en el mismo centro de la investigación psicológica actual, tanto animal como humana, precisamente como resultado de trabajos experimentales y de campo sobre el comportamiento animal. Otra de las cuestiones que se  plantean hoy gracias a los logros de Lorenz es la influencia de las primeras experiencias -sobre todo en lo que respecta a la presencia de otro ser vivo, al contacto afectivo y a la convivencia con un grupo- en el desarrollo normal, deficiente o patológico del comportamiento del adulto.

Estos y otros muchos temas que figuran entre los más destacados y controvertidos de la psicología humana, en la que la mayor parte de los estudios carecen de suficiente rigor experimental, se han enriquecido y aclarado a través de la observación y la experimentación del comportamiento de los animales.

 

Incluso el niño más inocente y pacífico tiene sentimientos destructivos, que si son dirigidos hacia dentro pueden conducirlo al suicidio, o bien, si son dirigidos hacia fuera, pueden llevarlo a cometer un crimen. La agresividad del niño puede ser estimulada por el rechazo social del cual es objeto o por una simple falta de afectividad emocional, puesto que el problema de la violencia no sólo está fuera de nosotros, en el entorno social, sino también dentro de nosotros y que es un peligro que aumenta en una sociedad que enseña que las cosas no se consiguen sino es por medio de una inhumana y egoísta competencia, posible comparación con el cachorro débil al que su madre le mata porque sabrá que no estará preparado para el entorno, pero los humanos si estamos preparados para vivir en esta sociedad ¿no? ¿Qué relación pudiera tener este acto animal con los humanos?

Por otro lado, no cesan de aflorar teorías que rechazan la idea de la violencia como instinto innato, afirmando que la agresividad no es más que un fenómeno adquirido en el contexto social. Los naturalistas, a diferencia de Freud y Lorenz, sostienen que una de las peculiaridades de la especie humana es su socialización, su capacidad de adaptación y su flexibilidad; factores que permite la evolución de la humanidad, desde que el hombre dejó de vivir en los árboles y en las cavernas. De ahí que en las comunidades primitivas, donde los grupos humanos estaban constituidos por treinta o cincuenta individuos, los elementos agresivos no hubiesen prosperado. En esas sociedades, cuyas actividades principales eran la recolección y la caza, la ayuda mutua y la preocupación por los demás no sólo eran estimadas sino que constituían condiciones estrictamente necesarias para la supervivencia del grupo.

¿Pero la teoría naturalista es real? Las comunidades primitivas crearon armas de destrucción para sobrevivir, si la especie humana es flexible y con capacidad de adaptación al medio, por lo tanto ¿no dependerá de esa educación cuan violentos seamos en el futuro? En mi opinión la teoría naturalista no puede rechazar científicamente la violencia como algo innato, así como la agresividad producida por el entorno social, pues Lorenz y otros etólogos descubrieron parecidos evidentes entre las especies animales y humanos, y ambos además de otros nacen con el instinto de agresión.

Sigmund Freud y Konrad Lorenz comparten la idea de que la agresión puede descargarse de diferentes maneras. Por ejemplo, practicando algún deporte de lucha libre o rompiendo algún objeto que está al alcance de la mano. Si Lorenz aconseja que el amor sea el mejor antídoto contra la agresividad, Freud afirma que los instintos de agresión no aceptados socialmente pueden ser sublimados en el arte, la religión, las ideologías políticas u otros actos socialmente aceptables. La catarsis implica despojarse de los sentimientos de culpa y de los conflictos emocionales, a través de llevarlos al plano consciente y darles una forma de expresión.

Conclusión

La polémica surge cuando se observa y explica el comportamiento humano desde la perspectiva biológica pues aparecen concepto como innato, instinto, autoprotección  ataque, y algunas personas consideran que la influencia de aspectos biológicos en el comportamiento es una amenaza a nuestra consideración como humanos inteligentes capaces de controlarnos y adaptarnos a la sociedad. Los problemas relacionados con el desarrollo infantil, las relaciones familiares entre adultos y bebes, la sexualidad, la agresión, entre otros, son provocados por innumerables factores. Ciertamente varios de esos factores están relaciones con las bases biológicas del comportamiento, la intención del etólogo no es reducir esos y otros problemas a explicaciones biológicas, sin embargo, la búsqueda de soluciones será más efectiva si tenemos en cuenta también nuestro pasado evolutivo.

FRASES:

“Yo creo que el hombre civilizado del presente sufre insuficientes descargas de su instinto de agresividad”

“Los historiadores deberán aceptar que la selección natural determino la evolución de las culturas de la misma forma que lo hizo con las especies”

¿QUIÉN ES EL ANIMAL?

¿Cuáles de estos son para ti, maltrato animal?

 

  • El abandono de los animales
  • Mantenerlos en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario o inadecuadas para la práctica de los cuidados y la atención necesarios de acuerdo con sus necesidades etnológicas, según raza y especie.
  • Practicarles mutilación, excepto las controladas por los veterinarios en caso de necesidad, o por exigencia funcional.
  • No facilitarles la alimentación necesaria para su normal desarrollo.
  • Hacer donación de los mismos como premio, recompensa o regalo de compensación por otras adquisiciones de naturaleza distinta a la transacción onerosa de animales.
  • Venderlos a laboratorios o clínicas sin el cumplimiento de las garantías previstas en la normativa vigente.
  • Venderlos a menores de catorce años y a incapacitados sin la autorización de quienes tengan su patria potestad o custodia.
  • Ejercer su venta ambulante.
  • Suministrarles alimentos que contengan sustancias que puedan causarles sufrimientos o daños innecesarios.
  • Golpearlos brutalmente para causar un daño psicológico en otra persona.

 

TODOS LO SON, Y NO HAY LEYES QUE REGULEN ESTO

 

Para nosotros el maltrato animal, es otro de los maltratos que a veces, debido a que no afecta directamente a la persona, no se tiene en cuenta, pese a su gran porcentaje.

Hay opiniones diversas, pues hay quienes opinan que torear es un arte, o es matar por sistema lúdico del ser humano, hay quien cree que hacerle fumar a un conejo para ver si muere o no de cáncer es ciencia o es matarlo por recorte de gastos.

Para nosotros sí es maltrato, y tenemos que concienciar de que existen otros medios para la diversión o la ciencia. Si conoces un caso de maltrato, al menos tan obvio como los primeros descritos, denúncialo llamando a la policía.

SÍNDROME DEL EMPERADOR

clip_image002

 

Llamamos síndrome del emperador a la conducta de los menores caracterizada por  la ausencia de conciencia y un comportamiento orientado a explotar y abusar de sus progenitores. Estos jóvenes utilizan las amenazas,la extorsión o incluso son capaces de utilizar la violencia física contra sus padres, para alcanzar sus objetivos.

La violencia ejercida por parte de un menor con la intención de controlar a los padres y/o causarles daño psicológico, físico o financiero en ausencia de remordimiento o culpabilidad. (Cottrel, 2001). Es denominada violencia ascendente

¿Cómo un hijo puede maltratar a sus padres? no existen unas pautas concretas, ya que cada caso es individual, aunque existen ciertas teorías:

Según Carlos Peiró, psicólogo de la Unidad de Orientación a la Familia de la Comunidad de Madrid, menciona, entre ellas, “el abandono de las funciones familiares, la sobreprotección y sobre exigencia simultáneas, los hábitos familiares determinados por la escasez de tiempo, la ausencia de autoridad, la permisividad y, sobre todo, la falta de elementos afectivos, como la calidez en la relación con los hijos. Se les educa más en otros entornos sociales que en la familia, algo que no ocurría hace tan sólo una década”.

También podemos hablar de factores sociales, como puede ser una sociedad donde se normaliza la violencia, una sociedad que exalta el placer inmediato. Factores familiares que tienen que ver no sólo con la estructura familiar, sino con unos estilos educativos inapropiados. Relaciones disfuncionales dentro de la dinámica familiar.

Existen muy pocas familias que se atrevan a denunciar este tipo de situaciones, ya sea por vergüenza de ser agredido por un hijo, protección familiar, o sensación de fracaso como padres en la educación. Estas familias que no se atreven a romper el secreto familiar tienden a minimizar y justificar situaciones de gran violencia domestica antes de tomar la gran decisión de pedir ayuda.
Hay que concienciar a los padres y madres de sus derechos, al mismo tiempo que hay que responsabilizar al hijo por su comportamiento. Los padres no son los culpables de las conductas violentas de sus hijo, aunque juegan un papel muy importante en su solución. Patterson y cols. (2002) sugieren una serie de principios que pueden ser útiles con las familias.
– La única persona responsable de la violencia es la persona que la ejerce
– Las familias quieren acabar con la violencia, pero no con la relación
familiar.
– La violencia no es lo mismo que el enfado o el temperamento.
– La violencia es una elección.

Redactado por:  Ariadna Lorenzo Álvarez

VIDEOJUEGOS, ¿REALIDAD O FICCIÓN?

http://www.youtube.com/watch?v=NSxvbKd8DYI

Este video es del videojuego Manhunt, que trata de un asesino que lo encierran en una cárcel y su misión es salir de ella matando a todo lo que se le ponga por delante. Este videojuego fue llevado a juicio debido a que un adolescente asesinó a otro debido a que estaba obsesionado con éste juego.

http://www.meristation.com/es/pc/noticias/manhunt-en-el-ojo-del-huracan-por-un-asesinato/1514655/1620672

Creo que todos sabemos que los niños repiten continuamente lo que observan, tanto conductas buenas como malas. Según la Teoría Cognitiva Social de Albert Bandura el ambiente, en el proceso de maduración cerebral, modela la conducta. Demostró que los niños que observaban conductas agresivas recompensadas, suelen repetirlas con mayor frecuencias que los que las ven castigadas. A lo largo de la historia de los videojuegos existen numerosos juegos que son extremadamente violentos y explícitos, que han sido objeto de críticas e intentos de censura, pero la gran mayoría han continuado en el mercado, y lo que es más alarmante en manos de niños pequeños.

¿Existe realmente esta influencia? ¿Cómo podríamos controlar esta influencia negativa? ¿Se debería prohibir este tipo de videojuegos?, ¿o deberíamos controlar la venta de este tipo de videojuegos de otra forma?

Creo que esta influencia es real, pero la violencia en sí misma no es el problema, sino cómo es retratada, esto hace la diferencia entre aprender acerca de la violencia y aprender a ser violento. En este sentido, una característica de los videojuegos es que la violencia viene seguida de una recompensa, por lo que me lleva a pensar firmemente en que una exposición continuada a los mismos, va a tener una gran influencia en las conductas agresivas de los niños. Desde mi punto de vista, es muy fácil controlar esta influencia ya que si los padres o familiares no le compran esos videojuegos a sus hijos ya no existiría dicha violencia. Y por último, no creo que haya que prohibir esos juegos pero sí creo que debería haber más información para que las personas que compren dichos videojuegos sepan realmente lo que están comprando.

Documental de videojuegos violentos

http://www.youtube.com/watch?v=tNXLShd46wE

http://www.youtube.com/watch?v=D_qrPAqXvsU