Empezar a inculcar

Parejas, familias, compañeros, vecinos, amigos, ¿quién te asegura que la violencia será erradicada? ¿Quién debe acabar con ella? ¿Somos realmente conscientes de lo que es la violencia?
Nos hemos encargado de exponer distintos tipos de violencia, de crear contradicciones respecto a qué se puede denominar cómo tal y de por qué no hay una protección igual para todos los que la sufren. Podemos hablar y oír hablar de ella, podemos estar en contra y saber que no es correcto pero no deja de existir por mucho que cerremos los ojos ante ella.
Es curioso que los planes o proyectos de prevención de la violencia sean los que se llevan a cabo dentro de instituciones dónde la evitan como colegios, por ejemplo, el CEIP Pablo Picasso de Valladolid con su proyecto contra la violencia de Género “Trátame bien, trátale bien” o proyectos de fin de grado, por ejemplo, el de la facultad de Educación en la Universidad de Cooperación de Colombia o el proyecto “Educación para el presente sin violencia: Construir una cultura de paz” de la Universidad de La Laguna en Tenerife. Es decir la mayoría o por profesores o por estudiantes de educación, incluso hay una guía para docentes por la UNESCO.
Desde mi punto de vista todo esto es muy teórico. Son planes, proyectos o cómo llevar estos a cabo, no hay una ley, no hay nada que OBLIGUE a cada uno de los colegios a presentar su plan y cómo se ha llevado a cabo, no sabemos si los colegios o institutos realmente los llevan a cabo y cómo lo hacen realmente y si además hay una relación con las familias para poder verse apoyados por las redes más cercanas de estos niños y niñas que en un futuro deberán enfrentarse a estas situaciones.
Desde que hemos creado el blog hemos tratado de exponer los diferentes tipos de violencia y he de decir que los temas tratados en estos planes son violencia de género y violencia escolar, lo que nos demuestra que nos seguimos centrado en unos tipos de violencia olvidándonos de muchos otros.
Así que lo que está claro es que para evitar la violencia hay que erradicarla desde que somos pequeños, inculcar unos valores, hacer de los niños personas empáticas sin prejuicios y que sepan valorar la suerte que tienen el poder conocer otras culturas, otras tradiciones. Unir una educación en las escuelas con la educación en casa y que a su vez ellos cuando vayan creciendo puedan trasmitirlo a otros vínculos exteriores. Hoy en día no solo trata pocos tipos de violencia sino que además no se llega a todos los niños, así que hay que seguir avanzando hay que intentar desde nuestras casas inculcar algo positivo y normalizar la mezcla de culturas, quizá suscitando la curiosidad por personas que aun siendo diferente pueden tener mucho que enseñarnos.
Redactado por: Laura Gómez Cardo

Anuncios

Nuestro futuro.

Se considera maltrato infantil cualquier acto por acción u omisión que prive a los menores de su libertad o sus derechos correspondientes y/o que dificulten su óptimo desarrollo.

Se considera maltrato por acción; el maltrato físico, los abusos sexuales, el maltrato emocional entendiendo éste como insultos, rechazo, amenazas, humillaciones y burlas que deterioren el desarrollo emocional, social e intelectual. A pesar de su desconocimiento, existe una forma de maltrato infantil por acción, conocido como “Síndrome de Münchhausen por poderes”, es un trastorno que sufren los padres o cuidadores del menor, por el cual, de manera deliberada, causan lesiones, enfermedad o trastornos al menor, sometiéndoles de este modo a exámenes médicos, falseo de análisis e incluso intervenciones quirúrgicas.

Se considera maltrato por omisión; el abandono físico, es decir, la no atención de las necesidades físicas básicas del menor (higiene, alimentación, atención medica, educación, etc.), las negligencias y el abandono emocional que incluye el no afecto, la falta de estimulación y apoyo.

Al hablar de maltrato a menores, de manera generalizada,  se suele pensar que el ambiente familiar es el responsable del mismo, sin embargo el Defensor del Pueblo ha alertado sobre deficiencias en el trato recibido por menores en algunos centros. En el Informe de 2011 de Mecanismos de Prevención de la Tortura (MPT) se indica que tras revisar por sorpresa algunos centros españoles se observan deficiencias tanto en funcionamiento como en el trato que sufren los internos de los mismos. Denuncian que en los primeros días de ingreso, los menores son aislados en condiciones “inhóspitas y con una finalidad intimidatoria”, recordemos  la ONU prohíbe el aislamiento desde 1990. Los menores no suelen estar informados de sus derechos durante el internamiento así como tampoco conocen las sanciones que les han sido impuestas.  Es necesario recordar que la finalidad de estos centros es educativa, no punitiva.

En 2012 fueron detenidos el director y dos educadoras de un centro en Ourense por someter a castigos desproporcionados y trato vejatorio a los menores que tenían a su cargo en el centro que estaba bajo la supervisión de la Xunta de Galicia.

Son varios los menores que estando internos en estos centros han puesto fin a sus vida por considerar que no podían soportar durante más tiempo los tratos humillantes y vejatorios que recibían. Hamid, un interno en el centro “el Picón” en Paracuellos del Jarama, puso fin a su vida, tras sufrir episodios como los que venimos narrando. Este centro pertenece a la Asociación O`Belen, la cual ha sido denunciada en varias ocasiones por acontecerse sucesos similares.

La violencia nunca debe ser la respuesta, y en menor medida si son menores los receptores de la misma, o si se emplea como medio para erradicar conductas agresivas o disfuncionales. 

Redactado por: Sandra Sanz Martinez

Nuestros Mayores

Nuestros Mayores
En las civilizaciones antiguas y años atrás, la imagen de los ancianos era muy respetada y tenía gran importancia para la sociedad. Sin embargo a día de hoy, y a pesar de que su detección es muy compleja, es alarmante la cantidad de ancianos que son maltratados.

Se considera maltrato al anciano el acto u omisión, que vulnere o ponga en peligro la integridad física, psíquica, sexual o económica, incluidos el principio de autonomía y el resto de los derechos fundamentales, de aquellas personas mayores de 65 años.

Según el estudio “Maltrato de personas mayores en el ámbito familiar en España” del año 2008, elaborado por el centro reina Sofía, 1 de cada 100 mayores de 65 años es víctima de violencia intrafamiliar. El 80% de las víctimas son mujeres, aunque esta cifra puede ser explicada por la mayor longevidad de la mujer así como la mayor probabilidad de sufrir enfermedades degenerativas o discapacitantes.

Sin embargo, el ámbito familiar no es el único en el que las personas mayores sufren estos maltratos, ya que en los últimos años han sido varias las residencias españolas denunciadas por este motivo.

El maltrato a los ancianos puede ser físico, emocional, financiero (cuando incluye robos, falsificación de firmas o documentos) negligencias (no suministro o abuso de la medicación) hasta darse casos de abandono de ancianos.

Como norma general la probabilidad de ser víctima de estos abusos incrementa para aquellas personas mayores que no tienen parientes o amigos cercas en los que refugiarse para denunciar la situación o  aquellos que sufren pérdidas de memoria o discapacidad física.

Los indicios de abuso o negligencia pueden percibirse por:

–   Características físicas: moratones, quemaduras, etc.

–   Comportamientos inusuales: pérdida de peso progresiva, aparente depresión, insomnio, mece el cuerpo como muestra de trauma, se vuelve retraído, etc.

El maltrato a las personas mayores, como el resto de la violencia, no va a desaparecer por sí solo, y a pesar de que poco a poco va haciéndose más visible, su detección es complicada debido a la vergüenza y/o miedo que sufre la víctima al relatar el abuso.

En caso de creer que alguien está siendo vejado de esta manera, se debe hablar con él/ella a solas, explicarle nuestras sospechas y ofrecerle nuestra ayuda. Posteriormente acompañarle a los servicios sociales de atención primaria o al centro de salud, para que trabajadores sociales, médicos y enfermeras puedan ayudar a la víctima, analizar e investigar la situación. Es importante denunciar estos casos para que seamos conscientes de la situación existente para buscar soluciones y formas de erradicarla.

Redactado por Sandra Sanz Martínez.

Bullying

Niños que enferman con asiduidad, suspenden los exámenes, cambian su actitud en casa o con los amigos, pueden estar siendo víctimas de bullying.

Según el Informe Cisneros X sobre “Acoso y Violencia Escolar en España”, de los profesores Piñuel y Oñate, un 23.4% de los alumnos matriculados entre segundo de primaria y segundo de bachillerato han sido víctimas de bullying.
Dan Olweus, profesor de Psicología de la Universidad De Bergen (Noruega) define, a principios de la década de los setenta, el acoso entre iguales o bullying. Él afirma que un estudiante está siendo víctima de acoso escolar cuando otros compañeros le dicen cosas desagradables, se burlan, le ignoran y excluyen, golpean o amenazan de forma reiterada y a lo largo del tiempo.
El bullying es “violencia en frio” puesto que es resultado de planificación y preparación previa. Existe, además, un desequilibrio de poder entre el/los acosador/es y la victima. Incluye violencia verbal, física, y psicológica, ya que las victimas sufren una pérdida paulatina de autoestima que, sumada al miedo y/o vergüenza a relatar su situación, aísla aun más a la víctima.

El acoso escolar sigue, por norma general, cinco fases:
1. Incidente critico que supone el comienzo del acoso.
2. Acoso y estigmatización.
3. Latencia y generación de daño psicológico.
4. Manifestaciones somáticas y psicológicas graves.
5. Expulsión o autoexclusión de la víctima.

Existen tres actores determinantes dentro de este fenómeno:
Agresor; a nivel individual puede tener ausencia de empatía, percepción negativa sobre su persona, falta de control e impulsividad, consumo de alcohol y/o drogas, presencia de distorsiones cognitivas etc. a nivel familiar pueden existir contradicciones de autoridad, inestabilidad de la estructura de familia, educación demasiado permisiva o excesivamente rígida, posible maltrato dentro del núcleo familiar, etc. a nivel escolar políticas educativas que no sancionan adecuadamente la violencia, ausencia de transmisión de valores por parte del profesorado que se centra en la enseñanza académica, falta de relaciones de confianza entre alumnos y profesores, etc.
Víctima; a nivel individual puede tener baja autoestima, dificultad para relacionarse con los demás, carencia de asertividad, etc. a nivel familiar la victima puede proceder de familias sobreprotectoras, con poca comunicación, familias disfuncionales, etc. a nivel escolar la victima tiene relaciones escasas con los compañeros, no participa en actividades grupales y la “ley del silencio” que fomenta la pasividad y la inacción tras las agresiones.
Espectadores; pueden callar por miedo a represalias del agresor, temor a ser visto como el “chivato”, separación emocional de la víctima, prototipos y estereotipos xenófobos y sexistas instaurados en la sociedad, etc.
Es muy importante destacar el papel de los medios de comunicación y la televisión, ya que la continua emisión de contenidos violentos provoca la normalización de la violencia en niños y adultos.
Las consecuencias para el agresor se relacionan directamente con su proceso de desadaptación reforzado por su grupo de incondicionales, por lo que su conducta terminará repercutiendo a otras esferas de relación como por ejemplo la familia. Estudios realizados posteriormente manifiestan la probabilidad futura de conductas delictivas, y en general comportamientos problemáticos.
Los efectos del bullying en las víctimas, a medio y largo plazo, son de diversa índole y afectan tanto anímica como físicamente. Las consecuencias abarcan desde la pérdida de capacidad de establecer amistad o de confiar en los demás y en uno mismo, deseos de “venganza” como respuesta a la violencia sufrida e incluso deseos de “desaparecer”.
En algunos casos este ultimo “deseo” es llevado a cabo por las víctimas, como en el caso de Jokin Ceberio, un chico de 14 años que tras sufrir el acoso reiterado de algunos de sus compañeros, se suicidó arrojándose desde la muralla de Hondarribia en 2004.
¿Cómo se podía haber evitado? ¿Tienen los ciudadanos el conocimiento necesario sobre el fenómeno bullying? ¿Creéis que desde los centros escolares se toman las medidas necesarias para la prevención, detección y erradicación del bullying?
Redactado por: Sandra Sanz Martinez

No todo es blanco o negro.

exclusion 2
Somos trabajadores sociales, desde que empezamos la carrera nos han hablado de eliminar nuestros prejuicios, de creer en la inclusión social y que si en algún momento no podemos deshacernos de una debemos abandonar. No lo creo somos personas y nadie está exento de prejuicios pero así como consideramos el acompañamiento de personas en situación de drogopendencia, personas que realizan prostitución o personas sin hogar, ¿debemos hacer lo mismo con los maltradadores? ¿con los abusadores sexuales?
Siempre nos posicionamos de parte de la víctima, hablando de lo que ha sufrido, de cómo habría que encerrar al culpable y no dejarle salir, “que aprenda y sienta entre rejas lo que él mismo se ha buscado”. Pero, ¿Es esto lo correcto? ¿Esa es la solución al maltrato? ¿Estamos defendiendo la exclusión social como parte de nuestro trabajo?
De lo que no nos damos cuenta es que la mayoría de las veces quizá esta mente es mucho más complicada que la de la víctima, que quizá habría que esforzarse más en trabajar con ellos, no podemos hacer lo mismo que ellos hicieron aislando a sus víctimas.
Yo personalmente considero que para esto, los trabajadores sociales, debemos hacer una introspección y considerar si somos o no capaces de que en el momento en el estas personas se conviertan en nuestros usuarios, no permitir que nuestra conciencia les “crucifique” deben ser conscientes del mal que han provocado pero también deben ser apoyados porque quizá puedan seguir adelante y aprender de sus errores.
Se debe estudiar cada caso con detenimiento, tener en cuenta que las causas en estas situaciones pueden ser trigeneracionales, que quizá el ahora abusador/a haya sido la víctima y no conoce otra forma de “querer”. Debemos trabajar con ellos y acompañarles en cuanto nos sea posible en un camino hacia el redescubrimiento de las redes sociales y de los comportamientos, aprehender el porqué de sus acciones para superarlos.
Redactado por: Laura Gómez Cardo

“Las dos Coreas”

Mezclar este tema de actualidad con la violencia política, violencia entre países, violencia permanente en el tiempo de estos dos grandes, es mi intención. Es intuido, pocas veces sabido la realidad entre Corea del Norte y Corea del Sur a lo largo del tiempo, pero ahora lo voy a explicar.

La situación actual de tensión que vive la península coreana no es sino otra consecuencia más de su contexto histórico. La Guerra de Corea, que tuvo lugar entre los años 1950 y 1953, dividió al país por el paralelo 38 y abrió otra cicatriz más en una época teñida por los conflictos de la Guerra Fría.

Desde entonces ambos países, Corea del Norte y Corea del Sur, siguen teóricamente en guerra. No obstante, la evolución económica ha seguido caminos muy dispares en ambas naciones. El conflicto también dividió ideológicamente a las dos Coreas, con una clara tendencia marxista-comunista en el Norte y un liberalismo económico en el Sur.

e1777fff6467403cdd450c1964cd5c62_article

Mientras que la economía surcoreana sufrió un profundo cambio entre las décadas de 1960 y 1990-convirtiéndose en una de las economías de más rápido crecimiento-, Corea del Norte se vio inmersa en una profunda crisis social, marcada por la inversión en material armamentístico y su motivación por acabar con el capitalismo que se dirigía desde Estados Unidos.

Numerosos conflictos de carácter militar y político han marcado las últimas décadas entre ambos países. Al margen de tiroteos aislados en la zona desmilitarizada (DMZ) entre ambos bandos, el ataque a la isla surcoreana de Yeonpyeong en noviembre del 2010 (saldo de dos surcoreanos muertos durante el bombardeo) y el cierre de la única unión económica existente entre ambas naciones, el complejo industrial de Kaeseong, en marzo de 2013 han activado las alarmas de la comunidad internacional. La juventud e inexperiencia del líder norcoreano y la precaria situación que actualmente viven los habitantes de Corea del Norte que refleja la tendencia alcista en los intentos de huída del país están detrás de las últimas amenazas de ataque nuclear.

Muchas son las incógnitas que se construyen a raíz de los hechos y, una vez más, dos bandos dividen sus opciones de respuesta. ¿Cuáles son las intenciones reales del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un? ¿Qué consecuencias económicas y políticas se derivarían de estas tensiones? ¿Qué alcance internacional se lograría si efectivamente Corea del Norte lanza un ataque hacia Corea del Sur o Estados Unidos? ¿En que ha beneficiado o perjudicado el paso del tiempo, con lo que eso conlleva, en la evolución del tipo de violencia que ha marcado el desarrollo de estos países?

Redactado por: Rocío López Plaza

ALTO AL MOBBING

Imagen

¿QUE ES MOBBING?

El mobbing es definido como: “una situación en la que una persona o grupo de personas ejercen una violencia psicológica extrema de forma sistemática (al menos una vez por semana) durante un tiempo prolongado (más de seis meses), sobre otra persona en el lugar de trabajo” Heinz Leymann

Origen del mobbing

  • Konrad Lorenz, fue el primero en utilizar el término mobbing en relación con el comportamiento agresivo de grupos animales con el objetivo de echar a un intruso del territorio.
  • Peter-Paul Heinemann, lo utiliza para referirse a las conductas hostiles de ciertos niños respecto a otros en las escuelas.
  • Es en los años ochenta cuando Heinz Leymann, utiliza el término mobbing para referirse a formas severas de acoso en las organizaciones.
  • En la actualidad el término se ha generalizado y hoy es un tema que preocupa, y que es urgente denunciar y divulgar, pues supone un abuso de poder, una tortura psicológica y un maltrato de las personas en el puesto de trabajo.

Tipos de mobbing

  1. Acoso laboral descendente: el acoso se ejerce de un superior hacia algunos de sus subordinados.

Imagen

  1. Acoso laboral horizontal: acoso entre compañeros.

Imagen

  1. Acoso laboral ascendente: el superior es la víctima del acoso por parte de sus subordinados (no es el más común).

Imagen

  1.  Acoso mixto: en el acoso contra el trabajador pueden intervenir tanto el jefe como otros miembros.

¿Cuáles son las consecuencias del mobbing?

* Efectos en la salud física:

–      Efectos cognitivos: Dificultad para concentrarse, depresión, falta de iniciativa, irritabilidad, agitación, agresividad.

–      Síntomas sicosomáticos de estrés: Dolores de estómago, vómitos, falta de apetito, dolores musculares

–      Trastornos del sueño

–      Cansancio y debilidad

* Efectos en la esfera profesional:

–      Minar la empleabilidad de la victima es el objetivo directo del mobbing.

–      La victima no puede desempeñar su trabajo, pedir un traslado, o simplemente, buscar otro trabajo, con lo que queda abocado a una situación profesional imposible.

–      También se reduce su autoestima por las continuas manipulaciones y acusaciones malévolas del hostigador, lo que merma considerablemente la calidad de su trabajo.

* Efectos psicológicos:

–   Estrés postraumático.

–   Crisis nerviosa

–  Suicidio

–  Síndrome de fatiga crónica

–  Cambios en la personalidad de la victima:

> Obsesiva

> Depresiva

> Resignada

* Efectos en la vida social, familiar y en las relaciones interpersonales:

–  Exclusión y rechazo de los compañeros

–  Intentos por parte de los compañeros de convencer a la victima para que acate la situación

–  Traiciones de los propios compañeros

–  Incomprensión de la familia ante la situación adversa

–  Ruptura de la relación o abandono del cónyuge

–  Aislamiento total de la victima en lo familiar y lo Social

Perfil de la victima:

• Elevado nivel de ética

• Honradez, rectitud y alto sentido de la justicia

• Autónomo, independiente y con iniciativa

• Alta capacitación profesional

• Popular entre sus compañeros

• Alto sentido cooperativo para el trabajo en equipo

• Persona sensible y de personalidad estable

Perfil del acosador:

• Personalidad psicopática, con alteración del sentido de la norma moral

• Ausencia del sentimiento de culpabilidad

• Si se le hace frente es cobarde

• Mentiroso compulsivo, con gran capacidad de improvisación

• Profesional mediocre, con complejo de inferioridad

• Necesita del secreto, y  la vergüenza de la victima.

¿Cómo intervenir como TS?

Imagen

– HAY QUE FACILITAR INFORMACIÓN

* A las posibles víctimas

* A la organización (charlas, carteles, encuestas, etc.)

-PRESTAR AYUDA TERAPÉUTICA A LA VÍCTIMA

-PRESTAR AYUDA A LA FAMILIA

– DERRIBO AL HOSTIGADOR

Redactado por: Ariadna Lorenzo Álvarez

Todos estamos controlados.

La violencia simbólica se produce a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, iconos o signos que transmitan y reproduzcan dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

A mi parecer es un tipo de violencia muy peligrosa porque es subliminal y no somos conscientes de estamos siendo sometidos a su dominio. Es un arma muy potente de control de la sociedad ya que continuamente estamos recibiendo mensajes de cómo debemos comportarnos, cómo debemos relacionarse, cómo debemos sentir, cómo debe ser nuestra apariencia física, cómo debemos vestirnos…

Creemos que estamos muy avanzados con respecto a sociedades de siglos pasados, que somos más libres y tomamos las decisiones con consciencia, pero, ¿esa libertad es real? ¿De verdad hacemos lo que queremos? ¿No estamos sometidos un determinado tipo de patrón de conducta dictado por los intereses del mercado?

Desde mi punto de vista estamos sometidos a una red de control gracias a nuestro pasotismo. Si no tomamos consciencia del poder de la violencia simbólica difícilmente podremos superarla. Desde los anuncios en los medios de comunicación hasta la educación que recibimos, nos trasmiten unos patrones sociales que van conformando nuestra manera de ver y estar en el mundo ¡qué difícil es deshacernos de tales esquemas y vivir libremente!
Un ejemplo de esta violencia simbólica en la sociedad, es el avasallamiento que sufrimos cuando va a llegar el verano de imágenes de chicas y chicos con cuerpos diez, cuerpos perfectos que nos hacen sentir que no vales la pena si no te acercas a ese ideal. Nos sentimos incapaces de razonar que no existe una sola forma de “perfección”, generando incomodidad y en casos extremos enfermedades como la anorexia, llegando incluso al suicidio.

Redactado por: Diego Medina García

DIVERSIDAD FUNCIONAL Y EL MALTRATO

 

 

Sin títuloc

Maltrato por todos conocido y olvidado a la vez.

Todos conocemos el maltrato que las PERSONAS con diversidad funcional sufren en el día a día de manera física en instituciones, pues es el más conocido, pero debemos tener en cuenta otros que se explican a continuación:

 

Cuando una PERSONA con diversidad funcional nace, muchas veces, son los propios médicos los que le dicen a los padres frases como: -Su hijo es un vegetal, o -A su hijo le quedan 2 años de vida. Esto es tan negativo, que en vez de buscar la solución a ello, o explicar el cómo sobrellevarlo, hace que muchos padres solo vean a su hijo como una carga que morirá en muy poco tiempo, contando además con los estereotipos tan grandes que hay sobre este colectivo, así como su poca aceptación, ambas también otro tipo de violencia.

 

Dentro de las instituciones, no solo contamos con el maltrato físico comentado al principio, también vemos la falta de preparación de los profesionales, de manera formativa, o de manera que les capacite de forma humana, imprescindible en este tipo de trabajo, pues muchas veces se ve la diferencia de poder, que se aprovecha para el maltrato.

 

¿AYUDO O CRONIFICO?

 

Tan importante es detectar situaciones de indiferencia, donde estas PERSONAS no reciben la ayuda necesaria para poder realizar las tareas, como la sobreprotección.

En ocasiones se confunde el ayudar, con el fuerte asistencialismo, y cuando es así, las PERSONAS que tienen algún tipo de dificultad, en vez de resolverla o aprender, cronifican o empeoran su situación, provocado muchas veces por verlos como algo inferior.

 fc

TODO ES MENTIRA

  • La “discapacidad” es contagiosa.
  • Las PERSONAS con “discapacidad” son peligrosas, violentas, molestas y amargadas.
  • Son estúpidas o tienen poca inteligencia.
  • No pueden tomar decisiones por sí mismas.
  • Los hijos de las PERSONAS con discapacidad nacen “con “discapacidad“.
  • Las mujeres con “discapacidad” no pueden ser buenas madres.
  • Necesitan ser protegidas del resto de la sociedad.
  • Constituyen un riesgo para la seguridad del ambiente de trabajo.
  • No entienden ni celebran las bromas.
  • Las PERSONAS con “discapacidad”, no trabajan bien.
  • Las PERSONAS con “discapacidad” y sus familias son resentidas.
  • Vivir les resulta sumamente difícil.
  • Dependen completamente de la asistencia de otra /s PERSONA /s.
  • Son caras.
  • No necesitan educación superior – es una pérdida de tiempo.
  • Deben ser educadas en lugares especiales.
  • No deben estar juntos ni ser educadas con niños y niñas sin “discapacidad“.
  • No tienen relaciones sexuales.
  • Son asexuadas.
  • No les interesan las relaciones íntimas.
  • Son sexualmente agresivas.
  • No pueden tener cargos políticos ni públicos.
  • No son capaces de hacer nada. Ó son inútiles.
  • Las PERSONAS con “discapacidad” mental pueden llegar a matar a otros.
  • Las PERSONAS ciegas son rencorosas, porque como no ven, se alteran y se vuelven malas.
  • Las PERSONAS sordas son desconfiadas.
  • Las PERSONAS paralíticas son resentidas, porque como no caminan se alteran por lo que no pueden hacer y se vuelven resentidas hacia las demás.
  • Si estás en pareja o casada-o, es posible que sea porque tienes mucho dinero y/ o prestigio.
  • Si estás en silla de ruedas además eres inteligente.

 

 

Redactado por: Eduardo Cerrada Lorenzo

 

 

 

La Violencia desde los grandes Pensadores: origen

Naturalistas y San Agustín

Las teorías que rechazan la idea de la violencia como instinto innato no dejan de aflorar, afirmando que la agresividad no es más que un fenómeno adquirido en el contexto social. Los naturalistas, a diferencia de Freud y Lorenz, sostienen que una de las peculiaridades de la especie humana es su flexibilidad para la educación factores que permiten la evolución de la humanidad desde que el hombre dejó de vivir en los árboles y en las cavernas, influenciados por las antiguas conclusiones de San Agustín.

Muchos de los naturalistas, que afirman que el hombre nunca fue agresivo ni imperfecto desde su nacimiento, tienen como cabecera la “Biblia”, en cuyo primer libro, “Génesis”, se describe la creación de un mundo exento de maldades y sufrimientos. El sexto día en que Dios crea al hombre y la mujer, a su imagen y semejanza, los hace perfectos en cuerpo y alma, pero caen en la tentación de una criatura maligna (Satanás), Adán y Eva son expulsados del paraíso por desobedecer lo que el Creador les dejó dicho: “Que no comieran del árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo”. Fue entonces cuando Dios, refiriéndose a la serpiente, le dijo: “Tú eres la maldita entre todos los animales domésticos y entre todas las bestias salvajes del campo. Sobre tu vientre irás y polvo comerás todos los días de tu vida (…) Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre la descendencia de ella. Él te magullará en la cabeza y tú le magullarás en el talón”. Y, dirigiéndose a Eva, sentenció: “Aumentaré en gran manera el dolor de tu preñez; con dolor de parto darás a luz hijos, y tu deseo vehemente será por tu esposo, y él te dominará”. En efecto, cuando Adán y Eva tuvieron descendientes, éstos nacieron cargados de pecados y fueron imperfectos como sus progenitores. Caín encarnaba ya la violencia y, con su agresión irrefrenable, degolló a su hermano Abel, para así dar origen a la violencia humana.

En el siglo V, San Agustín intentaba explicar que el Creador no era el responsable de que exista el mal, sino el hombre, ya que Dios creó al hombre bueno; pero el hombre, habiéndose hecho corrupto por su propia voluntad y habiendo sido condenado justamente, engendró hijos corruptos y violentos. Entonces, del mal uso del libre albedrío se originó todo el proceso del mal.

 

Maquiavelo y Nietzsche Vs Marxismo y Socialismo Científico

Para Nicolás Maquiavelo, lo propio que para Nietzsche, la violencia es algo inherente al género humano y la guerra una necesidad de los Estados; en tanto para los padres del socialismo científico y Marxistas, la violencia, aparte de ser un producto de la lucha de clases, es un medio y no un fin, puesto que sirve para transformar las estructuras socioeconómicas de una sociedad, pero no para eliminar al hombre en sí. Además, consideran que existe una violencia reaccionaria, que usa la burguesía para defender sus privilegios, y otra violencia revolucionaria, que tiende a destruir el aparato burocrático-militar de la clase dominante y socializar los medios de producción para bienestar de las clases pobres, ambas violencias a pesar de que el marxismo está dispuesto a aceptar favorablemente, con objeto de liberar a los hombres de la servidumbre económica y establecer las condiciones en que deben basarse las relaciones verdaderamente morales, no va dirigido contra los individuos, sino contra una clase y las instituciones en que fundamenta su posición dominante. Si bien es cierto que el marxismo justifica los medios para alcanzar los fines, llegando al límite de favorecer el uso de la violencia revolucionaria para liberar a los oprimidos y abolir la propiedad privada de los medios de producción, es también cierto que, una vez abolida la lucha de clases, la violencia deja de ser un medio que justifica el fin.

 

«El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado»: origen de Bandura.

Jean-Jacques Rousseau sostenía la teoría de que el hombre era naturalmente bueno, que la sociedad corrompía esta bondad y que, por lo tanto, la persona no nacía perversa sino que se hacía perversa, y que era necesario volver a la virtud primitiva. Es decir, la actitud de bondad o de maldad es fruto del medio social en el cual se desarrolla el individuo.

El psicólogo Alberto Bandura, de acuerdo con el filósofo francés, estima que el comportamiento humano, más que ser genético o hereditario, es un fenómeno adquirido por medio de la observación e imitación; la agresividad de los hombres no es una reacción sino una respuesta: el hombre no nace con un carácter agresivo, sino con un sistema muy organizado de tendencias hacia el crecimiento y el desarrollo de su ambiente de comprensión y cooperación.

 

Freud

Nosotros aceptamos que los instintos de los hombres no pertenecen más que a dos categorías: o bien son aquellos que tienden a conservar y a unir -los denominados ‘eróticos’-, o bien son los instintos que tienden a destruir y matar: los comprendemos en los términos ‘instintos de agresión o de destrucción’,  no se trata más que de la antítesis entre el amor y el odio.

Sobre nuestro instinto de destrucción,  hemos llegado a concebir que este instinto obra en todo ser viviente, ocasionando la tendencia de llevarlo a su desintegración, de reducir la vida a la muerte. Merece, pues, en todo sentido la designación de instinto de muerte, mientras que los instintos eróticos representan las tendencias hacia la vida. El instinto de muerte se torna instinto de destrucción cuando, es dirigido hacia fuera, hacia los objetos y personas. El ser viviente protege en cierta manera su propia vida destruyendo la vida ajena. De lo que antecede derivamos para nuestros fines inmediatos la conclusión de que serán inútiles los propósitos para eliminar las tendencias agresivas del hombre. También los bolcheviques esperan que puedan eliminar la agresión humana asegurando la satisfacción de las necesidades materiales y estableciendo la igualdad entre los miembros de la comunidad, el cree que esto es una ilusión.

Por otra parte no se trata de eliminar del todo las tendencias agresivas, humanas, se puede intentar desviarlas, al punto que no necesiten buscar su expresión en la guerra, pero con toda probabilidad esto es una esperanza utópica.

Lewis

John Lewis, en su libro “Hombre y evolución”, rebate la teoría sobre la agresividad innata, señalando que no existen razones para suponer que el hombre sea movido por impulsos instintivos, ya que “no existe testimonio antropológico alguno que corrobore esa concepción del hombre primitivo considerado como un ser esencialmente competitivo. El hombre, al contrario, ha sido siempre, por naturaleza, más cooperativo que agresivo. La teoría psicológica de Freud, afirmando la indiscutible base agresiva de la naturaleza humana, no tiene validez real alguna según Lewis.

 

¿Conclusión sobre el origen de la violencia?

El debate sobre el carácter innato o adquirido de la violencia humana, no acaba aquí, debido a que a diferencia de Rousseau, Bandura, Lewis y otros, el filósofo inglés Thomas Hobbes, tres siglos antes que Sigmund Freud, sentenció que la humanidad tiene una agresividad innata. Mucho después, etólogos como Konrad Lorenz comparando la conducta animal y humana, detectaron que el instinto de agresión humana dirigido hacia sus congéneres es la causa de la violencia contemporánea.